top of page

Entrevistas - MUJERES NEGRAS DEL CAUCA

DEICY PATRICIA CARABALÍ




por Bárbara Orozco Díaz

Deicy Patricia Carabalí es una mujer negra, madre cabeza de familia, activista y defensora de derechos humanos del Municipio de Buenos Aires, Norte del Cauca. Abogada de profesión y en la actualidad estudiante de especialización en Derechos Humanos y Derecho Internacional en la Universidad Santiago de Cali. Es la fundadora de la Asociación de Víctimas Renacer Siglo XXI y del Colectivo Mujeres Trascendiendo por la Paz. Fundadora asimismo de la Red Defensora de DDHH del Norte del Cauca (REDODEN) y de la Red Internocial de Víctimas (INOVAS). Hace parte de la Mesa de Víctimas del Municipio de Buenos Aires. Fue Presidenta de la Junta de Acción Comunal (JAC) de San Francisco, Buenos Aires y en la actualidad ejerce el cargo de presidenta del Acueducto. En las pasadas elecciones al Congreso de Colombia, fue candidata por la Circunscripción Especial Afro por el Pacto Histórico.


WfPSC habló con Deicy Patricia Carabalí el pasado mes de junio de 2022 para conocer más sobre ella, su labor y el futuro:


¿Cuándo y cómo se convierte en lideresa social?


Desde el 2006 inicié mi proceso de liderazgo en el municipio de Buenos Aires, Cauca, hice parte del comité de DDHH de la época y fundé la asociación de víctimas Renacer siglo XXI.


¿Qué significa para usted ser lideresa social?


Ser lideresa para mi significa luchar por las comunidades, por los menos favorecidos, por mujeres, niños y niñas, jóvenes y jovencitas, negros y negras, gay, lesbianas, LGBTI, ancianxs, maestras y maestros, Mayores y Mayoras, por la tierra, el aire, en fin, es poder entender la situación del otro, desde la humanidad, tramitarla, visibilizarla, denunciarla, entenderla y sobre todo colocarme a disposición de quien me necesita.


Ser lideresa a pesar de todos los desafíos y peligros a lo que una se enfrenta es una maravillosa labor, una labor a la que no pienso renunciar porque la defensa de la vida, la igualdad y el territorio es algo innegociable, asegurar la pervivencia de nuestros Renacientes es mi mayor propósito. Dejar a nuestrxs hijxs la guerra por heredad es inaceptable.


¿De qué procesos y/u organizaciones ha hecho y hace parte actualmente?


Soy fundadora de la primera organización de víctimas que se creó en el departamento del Cauca, Renacer siglo XXI, fui presidenta de la Junta de Acción Comunal y el Acueducto de San Francisco, municipio de Buenos Aires, Cauca y fundadora de un grupo de Jóvenes Ecologistas de San Francisco.


Soy fundadora del Colectivo de Mujeres Trascendiendo por La Paz, y Delegada del espacio Nacional de consulta previa, que es el espacio de interlocución entre el gobierno nacional y las comunidades negras de este país. También pertenezco a la Mesa de Víctimas del municipio de Buenos Aires donde he salido 2 veces coordinadora.


¿Cómo definiría a la organización Renacer Siglo XXI?


Renacer Siglo XXI fue realmente esa esperanza, esa luz que alumbró el camino de muchas víctimas, ya que en el 2007, justo el año de la supuesta desmovilización paramilitar, nadie quería reconocerse como víctima, todo el mundo tenía miedo y no existía esa categoría (víctima). En aquel entonces, todo el mundo tenía miedo porque, a pesar de la desmovilización, los paramilitares seguían en la zona camuflados, con otros nombres o no todos se habían sometido a la Ley 975.


El ideólogo de Renacer Siglo XXI, tengo que repetirlo mil veces, fue Cenen Aponza Carabalí, quien ahora está muerto pero fue quien puso todo para que Renacer existiera, en cabeza mía que fuí la Representante Legal. Renacer fue quien avivó la esperanza de muchas víctimas que no sabían por dónde coger, que ni siquiera se autodenominaba víctimas, que tenían miedo pero que sobre todo, que estaban llenas de rabia, de dolor y que no tenían quién las atendiera. Entonces nace Renacer y empieza a recoger a toda esta gente, a todas estas víctimas, hombres y mujeres, incluyéndome a mí, que no sabíamos qué hacer, como que fue quien nos mostró el oriente, el norte, sirvió de espacio para encuentros psicosociales, de espacios para la búsqueda de la verdad. Estuvimos acompañando las audiencias de la Ley 975, estuvimos acompañando a la gente en la recolección de la información, para rellenar los formularios.


Yo creo que Renacer fue una organización que nació en el momento preciso y que desarrolló lo que tenía que desarrollar en el momento preciso que fue, recoger y acompañar a las víctimas, decirles: “oigan, no están solas, no son culpables, nos pasó también a nosotrxs, pero lo importante es qué vamos a hacer”, y en ese qué hacer, Renacer supo desarrollar las actividades con las víctimas, supo acogerlas, supo entenderlas y sobre todo, supo tramitar todo ese dolor que tenían y esas ganas de justicia que hasta hoy permanece en las comunidades.


Renacer sigue desarrollando una labor bonita y maravillosa de acompañamiento a todas esas víctimas, hombres y mujeres, niñxs y jóvenes y, aunque muchxs de ellxs ya han podido ser reparadxs en el marco de la Ley 1448, aún hay muchos y muchas más que aún siguen pidiendo justicia.


¿Cómo ve el futuro del movimiento social ante los recientes resultados electorales?


Hoy tenemos mucha esperanza, yo veo en el futuro de Colombia, un movimiento social más fortalecido, un movimiento social que es escuchado por nuestro Gobierno Nacional y los Gobiernos Locales, un movimiento social que toma mucho poder para defender los derechos humanos y los derechos de las víctimas. Veo un país que engrandece a las víctimas, que reconoce sus víctimas, que las ayuda en el proceso de reparación y reconciliación y sobre todo, que le ofrece garantías de no repetición.


¡Eso es lo que esperamos! realmente en este Gobierno, que este Gobierno del Pueblo sea quien ayude a subsanar tantas y tantas heridas que ha dejado el conflicto armado, tantos asesinatos de líderes y lideresas y tantas comunidades que han sido desplazadas y despropiadas, ¡creemos!, confiamos que en este gobierno se podrá lograr pero no el gobierno solo, se podrá lograr con el apoyo de todas y todos, líderes y lideresas que conocemos el camino y ¡que queremos caminar! ese camino, que es el camino de la paz, que es el camino del amor, de la armonía.


Sabemos que no va a ser fácil, perfecto pero tenemos fe en que podemos desarrollarlo y que juntxs, lo lograremos.


¿Cómo ve el futuro para las comunidades étnicas frente a este nuevo contexto electoral y, en particular, para las mujeres?


Las comunidades étnicas también tienen una esperanza, y esa esperanza nace con la postulación de Francia Márquez y con su elección, más bien, como vicepresidenta de este país. Creemos, que tendremos un espacio importante en el gobierno pero no solamente en los espacios burocráticos sino en ser escuchados, en que pueda ser un gobierno igualitario que reconozca las minorías étnicas de este país, pero sobre todo que quiera trabajar con ellas y para ellas.


Y desde luego las mujeres merecemos esa gran oportunidad de estar a la par porque fuimos las mujeres las que ¡hemos parido! tanto el Acuerdo de Paz como hoy, este gobierno. Salimos decididamente a las calles a buscar votantes, salimos decididamente de nuestras casas a ganarnos esto, a pelearnos este espacio.


¡Ya es hora para que las mujeres seamos tenidas en cuenta de una manera real y efectiva!


Las políticas de gobierno hechas desde el escritorio, no recogen muchas veces nuestros ideales, nuestra idiosincrasia y nuestros pensamientos como mujeres afros y como mujeres indígenas. Queremos construir juntos y juntas, hacer esa política pública, estar en el gobierno de manera activa y efectiva, no sólo montonera, NO en los puestos más bajos y NO en los espacios donde no haya ni siquiera un presupuesto para ello.


Hoy tenemos una gran esperanza en este gobierno pero también ¡en nosotras, en lo que nosotras somos capaces de hacer y de transformar!, lo que hemos venido haciendo durante muchos años que hemos empezado a materializar en este escenario de gobierno, que no va a ser tan fácil ni de manera inmediata, ni con efectos inmediatos pero sabemos que de manera gradual lo podemos ir logrando.



Comentários


bottom of page